Espacio Zen

La música como terapia emocional

La musicoterapia es una de las opciones para atraer energías positivas y dejar fluir ansiedades y trastornos mentales

Los estados anímicos tienen  una fuerte conexión con las vibraciones. La tristeza, la ansiedad, la depresión son emociones y enfermedades que además de su tratamiento psicológico o psiquiátricos pueden estar acompañadas de terapias alternativas que ayuden a vibrar de una mejor manera. La música repercute en la mente y el cuerpo activando el cerebro de manera tal que se vuelve más  receptivo al humor.

La musicoterapia justamente utiliza este beneficio de la música como terapia para mejorar el bienestar del paciente. De esta manera, se estimula  la mente para que la  música sea una experiencia sensorial que active  el cerebro  en el sentido emocional, cognitivo y físico.

Se puede detectar en 4 formas diferentes ya sea de improvisación, cuando el paciente crea su propia música cantando o tocando un instrumento que se le proporcione; de recreación, cuando se canta una canción o se toca una pieza musical ya compuesta, de memoria o leyendo la música, de composición, cuando se compone una canción o una pieza musical en base a las estructuras musicales conocidas y la escucha cuando simplemente se oye la música ya creada. Es importante tener presente que no se trata de aprender música de manera instructiva, sino trabaja la habilidad de respuesta ante los estímulos sensoriales recibidos.

¿Por qué implementar musicoterapia?

La música actúa directamente en nuestro cerebro. Los bebés se calman con canciones cuna porque transmiten conexión directa con las emociones. 

La música entretiene e invita a mover el cuerpo porque cuando el cerebro escucha el ritmo tiene efectos en el sistema motor del individuo.

Porque genera reacciones fisiológicas, tanto que acelera la respiración  y aumenta la frecuencia cardiaca.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.