Checklist,  Slider

¿Cómo armar la valija perfecta?

Si estás pensando en tomarte unos días de vacaciones, agendá estos tips para que el armado de tu equipaje no sea un momento estresante

Armar la valija para las vacaciones… ¡dilema si los hay! Sobre todo para las mujeres quienes pasar “unos días de receso”, implica la planificación de distintos outfits ya sea para el día (paseos, playas, shoppings, almuerzos), tarde (cafecitos, sunsets) y salidas nocturnas. Y es que preparar el equipaje es siempre uno de los primeros dilemas a los que un viajero se enfrenta antes de iniciar el viaje.



Veamos algunas recomendaciones para que el armado de la bendita valija para las vacaciones no sea caótico, y se convierta en un proceso rápido, sencillo y no estresante, como suele ocurrir.

Dependiendo del medio de transporte para llegar al destino, hay ciertas reglas y restricciones sobre el tamaño y el peso de las valijas. Están las de 32 kg, las de 23kg y las carry on. Aprovechar al máximo la capacidad que tenga -tanto por el tamaño como por el peso- depende siempre del orden y la prolijidad con la que se guarden las prendas.

Si las prendas, neceser con productos de higiene personal y zapatos están distribuidos «así nomás» y no están doblados, es probable que ocupen el doble del espacio.


Tips de armado

«Mi mayor secreto es preparar los conjuntos previamente. ¿Tengo un evento? Me llevo un vestido. ¿Cuántos trajes de baño necesitar? Armar bien los equipos y planificar para no llevar ropa de más», explica Alejandra Josovic, autora de Gurú del placard.

Otro de los consejos que da es que al momento de colocar la ropa dentro de las valijas, la mejor opción para evitar que estas se arruguen, es hacerlas rollito, para que quepan y además, queda prolijo.

¿Qué se guarda primero?

Las prendas pesadas van primero – calzados, jeans, sweaters, remeras, higiene personal- y luego los trajes de baño y ropa interior. Una vez ya guardado todo, llega el turno de las camperas y los blazers, doblados al medio y con las mangas hacia adentro.

«Los calzados se ponen en bolsitas, los cables de celulares colocarlos dentro de la cajita de los anteojos de sol», agrega la experta.

Por su parte, la asesora de imagen Mariana Zapata, explica los ítems a tener en cuenta según el destino vacacional que se elija:

Primero: si vas de vacaciones a un lugar donde solamente harás playa, no sumes en tu valija ropa arreglada (salvo que tengas en agenda una fiesta o un encuentro) sino varios trajes de baño, ojotas, protector solar, gorros o sombreros, lentes de sol y ropa combinable.

Si el viaje es de trabajo, lo ideal es tener la agenda de actividades a mano para saber cuántas reuniones vas a tener y así programar los looks, día por día. La agenda te va a definir cuántos outfits vas a tener que llevar pero no entres en pánico porque siempre están los básicos para salvarte: vestidos negros, camisas blancas (dobladas en dos y con la percha puesta), zapatos para combinar de día y tardecita, y un par de stilettos clásicos para estar más elegante de noche; un blazer o saco, un pantalón chupín y campera negra de cuero.

Segundo: pensar con los accesorios

Para liberar el peso, no exageres con la cantidad de accesorios; unos buenos aros, un buen anillo y un collar importante solucionan cualquier look.

Tercero: usar la moda a nuestro favor

Acudir a las tendencias que se imponen y son cómodas ayuda mucho. La estética Sport Chic, que se trata de combinar formales con informales, ayuda en este caso. ¿Ideas? Usar un blazer con jean, o un pantalón con una remera blanca, zapatillas y un sobretodo, van perfectos y son súper intercambiables.


Por último, algunos consejos prácticos a tener en cuenta:

# Usar film de plástico o bolsitas selladas para evitar derrames de cremas, bronceadores, protectores solares, shampoo, colonias, etc.

# Para que los sombreros no se arruinen en la valija, colocarlos al centro, con la copa hacia abajo y rellenarlos con la ropa interior para que no se deformen o con prendas de sedas pequeñas.

# Si viajás en avión y dado que muchas veces las valijas se pierden (¡crucemos los dedos para que no te ocurra!), recordá llevar además y junto a vos, un bolso de mano con prendas imprescindibles para pasar el mal momento y esperar la llegada del resto.

# Si tenés pensado hacer mucho, podés llevar dentro de tu valija un bolso plegable…¡sí! Esos que ves pequeños pero que después aumentan su tamaño…¡ideales para traerte todo el exceso de equipaje!

# Si vas a la playa, recordá que un buen pareo puede ser la salvación no solo para evitar llevar lonas y toallones playeros –que ocupan lugar-, sino que te pueden servir para lookearte.

Ahora sí…¡armá tu valija y buen viaje!

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.