Slider,  Tu Alimentación

¿Sabías que una correcta nutrición puede darle batalla a las alergias de estación?

¿Qué puede hacer la alimentación para prevenir los estados alérgicos?

Como ya se ha señalado, la llegada de la primavera – además de traer días más soleados y tibios-, también es sinónimo de la proliferación de aquellos factores que producen las famosas alergias estacionales. Sin embargoes posible darle «batalla» de manera natural. ¿Cómo? ¡Con la alimentación! Y es que existen algunos alimentos que tienen funciones antialérgicas. ¡Veamos cómo aplicarlos a la dieta semanal!

Según los especialistas en nutrición, «no existe una dieta específica para aliviar los síntomas de las alergias, sin embargo hay alimentos que contienen nutrientes con acciones antialérgicas y que hacen denominar al alimento que los contiene en altas cantidades como alimentos antialérgicos», así lo señalaba en una publicación la nutricionista de la U.del Pacífico (Chile) Silvana Saavedra Sepúlveda.

Los nutrientes que actúan como antialérgicos naturales son la vitamina C y el ácido fólico. “Ello por sus propiedades antiinflamatorias, las que ayudan a disminuir los síntomas de las alergias, especialmente los de origen respiratorio que aumentan en época de primavera”, señala la nutricionista.

Los alimentos que contienen altas concentraciones de vitamina C por 100 gr. de alimento son: los berros (133 mg.), el kiwi (96 mg.), el brócoli (83 mg.), la naranja (83 mg.), la coliflor (80 mg.), la espinaca (79 mg.), el limón (61 mg.), el zapallo italiano (55 mg.) y el repollo (42 mg.).

Los alimentos que contienen altas concentraciones de ácido fólico por 100 gr. de alimento son: las lentejas (180 mg.), los garbanzos (172 mg.), la espinaca (143 mg.), las castañas (110 mg.), la achicoria (110 mg.), las habas (104 mg.), los espárragos (98 mg.), los porotos granados (83 mg.), la lechuga (73 mg.) y las arvejas (65 mg.).

La especialista también agrega a la lista de consejos incorporar aquellos alimentos con flavonoides, en especial la quercetina. “Esta es una  sustancia a la que se le adjudica un poder antialérgico, la cual se encuentra en abundancia en ajos, cebollas, manzanas, pera, avena, cerezas, espinacas, bruselas y mangos, entre otros”, apunta la especialista chilena.

De acuerdo a estas recomendaciones, una dieta anti-alergias o que ayuda a aliviar sus molestos síntomas, debe ser rica en frutas y verduras e incorporar un consumo periódico de legumbres, incluyendo diariamente tres porciones de verduras y dos de frutas, según el listado.

También vale decir que existen ciertos alimentos que no son recomendados para aquellas personas propensas a estados alérgicos (permanentes o estacionales). En este sentio, se puede decir que los alimentos son considerados alérgenos por producir diferentes tipos de reacciones inmunológicas en el organismo, por lo que frente a un cuadro alérgico se recomienda no consumirlos o hacerlo con mucha precaución. Existen alrededor de ocho alimentos alérgenos que podrían causar graves alergias alimentarias y/o agravar los cuadros ya existentes, siempre que la persona tenga anticuerpos específicos como la inmunoglobulina E. Estos alimentos son la leche de vaca, huevos, pescados, crustáceos, frutos secos, maní, trigo y soja.

Ahora bien, si no se ha presentado un cuadro específico de reacción inmunológica por estos alimentos, el ideal es que no se suspenda su consumo frente a una alergia primaveral. “Sólo se recomienda restringirlos, ya que estos alimentos aportan nutrientes de gran utilidad para el organismo”, apuntaba Saavedra Sepúlveda.

Otros hábitos poco saludables tales como el sedentarismo, una dieta desequilibrada, el estrés o bajo estado de ánimo, pueden ocasionar altas probabilidades de desarrollar y padecer alergias. De ahí la importancia de revisar los hábitos y prestar especial atención a la alimentación.

Independientemente de cada caso, lo cierto es que a nivel general hacer ejercicio físico contribuye a la buena salud de tu sistema de defensas, algo fundamental para el control de la alergia.

El estrés, por último aunque no menos importante, también puede jugar una mala pasada en el caso de las alergias. Reducir los niveles de estrés hará menos vulnerables a esta patología, por lo que los especialistas recomiendan apostar por la ritmonutrición, por ejemplo, respetando los horarios de las comidas (no hay que saltarse ninguna) y realizando actividad física por lo mínimo, tres veces por semana.

Unos sencillos cambios en el menú nutricional semanal ayudarán a sentirse mejor, tanto por dentro como por fuera, y a prevenir mejor las alergias, sobre en esta primavera.

Un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.