Slider,  Tu Cuerpo

La importancia del autoexamen mamario

En el mes de la concietización del Cáncer de Mama, la Dra. María Eugenia Genest te explica los tips imprescindibles para controlar tus mamas y detectar posibles anomalías

En octubre… ¡nos ponemos Rosa! Y es por algo fundamental como es el poder concientizar a la población de la importancia de realizarse los controles de la glándula mamaria ya que es una patología muy frecuente en las mujeres.


Octubre fue establecido por la Organización Mundial de la Salud como el «Mes de concientización sobre Cáncer de Mama».

¿Sabías que es la primera causa de muerte por cáncer? En este sentido, Argentina es un país de alta incidencia (cantidad de casos nuevos al año) y alta mortalidad por esta enfermedad; sin embargo, la buena noticia es que cuando se diagnostica en estadios tempranos, la supervivencia llega al 97% con los nuevos tratamientos; en cambio, un diagnóstico tardío la disminuye al 20%.


¿Cómo prevenirlo?

Es importante que de manera anual, lleves adelante una visita a tu médico Ginecólogo o Mastólogo y realizarte Mamografía y Ecografía mamaria. Además, es muy útil que realices una vez al mes el autoexamen de tus mamas, el cual te levará solo unos minutos… ¡lo haces en tu casa y puede darte mucha información!


 Tomá nota de estos tips fáciles para cuidar la salud de tus mamas:

Autoexamen mamario

Un autoexamen mamario es un método para conocer el estado de tus mamas es una inspección y palpación que realizas por tu cuenta.

Si bien la mayoría de los cambios que se detectan en las mamas durante un autoexamen para conocer el estado de las mismas tiene causas benignas, algunos cambios pueden indicar un signo de cáncer de mama.

Los autoexámenes de mama no han demostrado ser eficaces para la detección del cáncer de mama ni para mejorar la supervivencia; pero es importante que las mujeres estén familiarizadas con sus mamas, para que comprendan qué es normal e informen cualquier cambio de inmediato a su médico ginecólogo o mastólogo.


Autoexamen mamario.

¿Por qué se realiza?

El autoexamen mamario sirve para conocer el estado de tus mamas y te ayuda a comprender cuál es la apariencia y la palpación normal. Si notas un cambio en las mamas que parece anormal, o si notas que una mama es diferente en comparación con la otra, podes informárselo al médico.

Existen muchas enfermedades que pueden producir cambios en las mamas, incluido el cáncer de mama.

Aunque la técnica del autoexamen mamario no siempre es una manera fiable de detectar el cáncer de mama, una cantidad importante de mujeres informa que el primer signo de cáncer de mama fue un nuevo bulto en la mama que descubrieron ellas mismas. Por este motivo, los médicos recomiendan familiarizarse con la consistencia normal de las mamas.

¿Cómo prepararse?

Si menstrúas, elige un momento del ciclo en el que las mamas estén menos sensibles. Tus niveles hormonales fluctúan cada mes durante el ciclo menstrual, lo que causa cambios en el tejido mamario. La hinchazón comienza a disminuir cuando comienza el período. El mejor momento para realizar un autoexamen mamario para conocer el estado de las mamas suele ser la semana posterior a la finalización del período.



¿Cómo hacerlo?

Comenzá  con una inspección visual de tus senos:

Sentada sin corpiño frente a un espejo, con los brazos a los costados. Para inspeccionar visualmente las mamas, hacé lo siguiente:

  • Mira al frente y observa la presencia de arrugas, hoyuelos o alteraciones en el tamaño, la forma o la simetría.
  • Verifica si los pezones están hundidos (invertidos).
  • Inspecciona las mamas mientras haces presión sobre tus caderas con las manos.
  • Inspecciona las mamas con los brazos levantados sobre la cabeza y las palmas de las manos haciendo presión una sobre otra.
  • Levanta las mamas para observar si los pliegues de la base son simétricos.

Luego, usa las manos para examinarte las mamas.

  • En la ducha. Enjabona los dedos y las mamas para que los dedos se deslicen más suavemente sobre la piel.
  • Recostada. Elige una cama u otra superficie plana para recostarte boca arriba. Al recostarte, el tejido mamario se desparrama y se vuelve más delgado y fácil de palpar.

Cuando te examines las mamas, es importante que tengas en cuenta algunos consejos generales:

  • Utiliza las yemas de los dedos. Para el examen, usa las yemas de los tres dedos del medio, no las puntas de los dedos. Si tenes dificultad para palpar con la yema de los dedos, utiliza otra parte de la mano que sea más sensible, por ejemplo, la palma o el dorso de los dedos.
  • Tómate el tiempo necesario. No te apures. Podrías necesitar varios minutos para examinar con cuidado tus mamas.
  • Sigue un patrón. Utiliza una técnica metódica para garantizar que has examinado la mama completa. Por ejemplo, imagina el cuadrante de un reloj sobre tus mamas o las porciones de un pastel. Comienza cerca del esternón y examina esa sección moviendo los dedos hacia el pezón. Luego mueve los dedos hacia la próxima zona.

Resultados

Lo que es normal

Muchas mujeres se detectan bultos o cambios en las mamas, dado que algunos de estos síntomas son cambios normales que se producen en varios puntos de los ciclos menstruales.

Detectar un cambio o un bulto en la mama no es una razón para entrar en pánico. Las mamas a menudo se sienten diferentes en distintos lugares. Por ejemplo, es normal que aparezca una rugosidad firme a lo largo de la parte inferior de cada mama. El aspecto y la sensación al tacto de las mamas cambiarán a medida que envejeces.

¿Cuándo consultar con el médico?

Programa una consulta con el médico ginecólogo o mastólogo si notas lo siguiente:

  • Un bulto o nódulo duro en la mama o en la axila
  • Cambios en la forma en que se ven o se sienten las mamas, incluidos un engrosamiento o una pesadez notable.
  • Hoyuelos, arrugas, protuberancias o erosiones en la piel de la mama
  • Un cambio reciente en el pezón: se retrae (invierte) en lugar de sobresalir
  • Enrojecimiento, sensación de calor, hinchazón o dolor, piel de naranja.
  • Picazón, escamas.
  • Secreción sanguinolenta del pezón
  • Venas prominentes.


El médico puede recomendar análisis y procedimientos adicionales para investigar los cambios en la mama, incluido un examen clínico de mama, una mamografía y una ecografía. Por último, recordá que estos estudios debes realizarlos con equipamiento adecuado y médicos especialistas en Imágenes Mamarias para un resultado fidedigno.


Por: Dra. María Eugenia Genest. Especialista en diagnóstico por Imágenes acreditada en Imágenes Mamarias (MP 10934). Directora de Belona Instituto Médico.



Un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.